(+595) 61 570 115 /  (+595) 981 406 451
 aps_central@aps.org.py
APS

APS

La capacidad de proce­samiento de la industria oleaginosa en el Merco­sur ampliado asciende a 396.200 toneladas/día, se­gún un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Rosa­rio. La región puede moler anualmente 130 millones de toneladas oleaginosas, principalmente soja.

En los dos últimos años, aumentó 25.000 toneladas/ día, cerca de un 7%. Argen­tina sigue siendo el líder de la región, seguido por Brasil. En cuanto al uso de la capa­cidad en 2016: Bolivia es el más eficiente (88%), Brasil segundo con 78%, Argentina 69%, Paraguay 60% y cierra Uruguay con el 40%, según el portal El País de Uruguay.

Paraguay viene crecien­do en participación no solo en el mercado de granos de soja, sino también en el de productos procesados de la oleaginosa. En el 2016, la expansión del negocio del aceite de soja aumentó 9,5%, mientras que el de harina 2,5%, cuyas cifras repre­sentan el dinamismo que imprime la cadena produc­tiva granelera local, según se desprende del informe de comercio exterior de la Cá­mara Paraguaya de Expor­tadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

El incremento más impor­tante se dio en el segmento de aceite, tras un salto de 613.329 toneladas a 671.940 toneladas exportadas du­rante la temporada anterior; en contrapartida, la harina, pasó de 2.402.881 toneladas enviadas durante el año 2015 a 2.461.918 toneladas en el 2016.

A su vez, los envíos de granos en estado natural tuvieron un aumento de 20,7%, pasando de un volu­men de 4.447.514 toneladas a 5.371.132 toneladas de un año a otro.

El volumen de procesa­miento de soja alcanzó 3,6 millones de toneladas du­rante el 2016, que representa un 72% de utilización de la capacidad nominal de las industrias que asciende a 5 millones de toneladas.

TRANSPORTE

Por otra parte, el princi­pal medio de transporte de la salida de la oleaginosa fue la hidrovía, refor­zando el valor agregado extendido que genera la soja tanto en el ámbi­to marítimo como en el carretero, creando más puestos de trabajo a nivel de transporte y termina­les portuarias.

El 92,7% de las exporta­ciones de soja fueron des­alijadas por vía fluvial, mientras que el 7,3%, por vía terrestre.

DESTINOS

Con relación a los des­tinos, la Unión Europea sigue siendo el principal mercado como bloque con el 25% de participación, pero Rusia encabeza el ranking de destinos de la soja paraguaya en forma individual, con un 19% de participación.

Las exportaciones a Bra­sil se han retraído prin­cipalmente por efecto de la prolongada huelga de los auditores de la Receita Federal que se extendió desde finales de junio hasta diciembre, donde si bien se ha levantado pro­visoriamente la medida, existe el riesgo de rein­cidencia a partir de junio del 2017 donde vence el plazo de la Medida Provi­soria.

FUENTE: 5 DIAS

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) liberó comercialmente en nuestro país una nueva variedad de maíz genéticamente modificado (OGM), que contiene cuatro eventos que otorgan protección al ataque de insectos y tolerancia a herbicidas.
La liberación comercial fue autorizada en febrero pasado, mediante la Resolución del MAG Nº 154/17, la cual menciona el dictamen favorable elevado por la Comisión Nacional de Bioseguridad Agropecuaria y Forestal (Conbio).

El maíz liberado es de la empresa Agar Cros, y contiene los eventos TC1507 X, MON810 X, MIR162 X y NK603, los cuales otorgan protección contra lepidópteros, como el gusano cogollero, el barrenador de tallo y la isoca de la espiga.

Esta variedad también posee tolerancia a herbicidas que contienen glufosinato de amonio, y a los que contienen glifosato.

La Conbio concluyó en su dictamen de bioseguridad que los cuatro eventos parentales señalados “no presentan evidencias de interacciones, por lo que no representa mayor riesgo ecológico ni causará mayor impacto ambiental que las variedades de maíz convencional”.

La resolución del MAG ordena el monitoreo poscomercial a cargo de los solicitantes, con la presentación de los informes a la Conbio, correspondientes al segundo, cuarto y sexto año.

Además del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), la Conbio está conformada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), el Ministerio de Salud, el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), la Secretaría de Ambiente (Seam), la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA).

Con la nueva variedad, suman 16 eventos de maíz liberados comercialmente en Paraguay desde el 2012, según registros del Senave. En los casos de la soja y del algodón son tres.

FUENTE: ULTIMA HORA

Es la última semana de cosecha de soja en Paraguay y coincide con que se registraron reducciones en los precios internacionales de la soja, lamentó Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).
No obstante, se obtuvieron buenos rendimientos y se espera alcanzar las diez millones de toneladas cosechadas en la presente zafra, dijo el titular del gremio.

“Los rendimientos fueron variables, pero muestran fuertemente el potencial. Antes teníamos rendimientos altos solo en parcelas experimentales, pero ahora ya hay en campos comerciales. Si bien son parcelas aisladas, muestran que el potencial está ahí”, indicó.

El alto rendimiento dará equilibrio a los productores, debido a que hubo una reducción preocupante del precio internacional de la soja en la última semana, indicó el presidente de la UGP.

También la buena producción ayudará a los productores a recuperarse, luego de dos años de precios bajos a nivel internacional, que llevó a los mismos a un sobreendeudamiento en bancos.

Según datos del Consejo Agrario, instancia integrada por instituciones públicas y el sector privado, la soja aumentó su superficie de siembra en 60.000 hectáreas durante la presente zafra.

El incremento en los rendimientos en la producción fue de aproximadamente 800.000 toneladas con respecto al 2016, lo que permitirá superar por primera vez las diez millones de toneladas en este rubro.

FUENTE: ULTIMA HORA

Santiago de Chile, 28 mar (EFE).- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) pronosticó hoy una "cosecha favorable" de maíz en Latinoamérica este 2017 por la expansión de las siembras de este cereal en Argentina y Brasil, principales países productores.
"Se prevé que la producción de maíz para este año se mantendrá en niveles altos como resultado del aumento de las siembras, en respuesta a los mayores precios, en Argentina y Brasil", señaló la FAO en un informe difundido en Santiago.

En Argentina se prevé que la producción de maíz superará el récord de 2016, cuando además la superficie plantada creció un 5 % a pesar de las fuertes lluvias y alcanzó los 7,25 millones de hectáreas.

El documento afirma que este año Brasil se recuperará fuertemente de la sequía que azotó la producción de maíz el año pasado e indica que las primeras estimaciones apuntan a que la superficie cultivada aumentará un 3,4 % y alcanzará los 16,6 millones de hectáreas.

La FAO espera que Chile y Ecuador aumenten la siembra de maíz por las buenas condiciones climáticas y los altos precios, mientras que en Bolivia las perspectivas para la cosecha son inciertas por las precipitaciones y la "severa" plaga de langostas.

El informe concluyó que el año pasado se produjeron 171 millones de toneladas de cereales, una cifra "elevada" a pesar del impacto de la sequía en varios países.

Durante la campaña 2016/2017 se exportaron 62 millones de toneladas de cereales, principalmente de maíz, en la región, lo que supone una contracción del 18 % respecto al a cifra del año pasado.

Respecto del trigo, en México -prácticamente el único productor de la región- se cultivarán cerca de 500.000 hectáreas de este cereal, lo que supone una caída del 13 % respecto a la superficie plantada el año pasado, principalmente por la "excelente" cosecha del año pasado.

FUENTE: ULTIMA HORA

La deuda de los productores con los bancos era de USD 3.240 millones en agosto del 2015. Mediante refinanciaciones, seguidas de buena producción y precios favorables, la perspectiva hoy es positiva.
La proyección hoy para los productores, principalmente aquellos dedicados a la soja, es bastante buena, manifestó el presidente del Banco Regional, Raúl Vera Bogado, quien ayer se refirió a la situación actual del sector, luego de dos años de dificultades financieras.

Regional absorbe entre el 27 y 28% del total de los créditos otorgados a productores agrícolas, lo que convierte a este banco en el principal capitalizador del sector, señalaron sus directivos en un encuentro con comunicadores.

En la actual campaña, se capitalizó a los pequeños, medianos y grandes productores por un valor cercano a USD 1.000 millones, aclaró Vera Bogado.

El sector agrícola por fin muestra señales de alivio financiero, luego de años consecutivos de fuertes caídas de precios, manifestó, por su parte, Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

Cristaldo recordó que luego del pico de precios que se alcanzó en agosto del 2012, hubo 26 meses de tendencia a la baja. En noviembre del 2015, cuando el sector debía más de USD 3.000 millones a la banca privada, el precio de la soja llegaba a apenas USD 316 dólares por tonelada (ver infografía). En ese momento, se profundizó la incapacidad de pago. La solución fue refinanciar las deudas de los productores. Solo Regional refinanció el 40% del total de la cartera de crédito agrícola. El sobreendeudamiento estaba en el orden del 15 al 20%.

Zafra 2016/2017. Los buenos resultados de la actual campaña dan confianza para seguir capitalizando al sector. Parte de los buenos resultados se debe a que este año el fenómeno climático caracterizado por la sequía, La Niña, no se manifestó con fuerza, recordó Cristaldo. Los productores no tuvieron que soportar un año más de dificultades climáticas, lo que hubiese sido fatal para el sector, indicó el presidente de la UGP.

Hasta el momento, se han cosechado 9.200.000 toneladas de soja en el país, y aún queda mucho por cosechar, por lo que se espera llegar a las diez millones de toneladas y establecer un nuevo récord, dijo Vera Bogado. En la última campaña, la cosecha fue de 9.300.000 toneladas.

Algo característico de la producción de soja en Paraguay, es la optimización de los rendimientos a través de los años. Los promedios hace cuatro años apenas superaban los 2.400 kilos por hectárea. En la actual campaña, se tuvieron parcelas que produjeron hasta 5.000 kilos por hectárea, resaltó Cristaldo. "La recuperación del sector agrícola se verá mejor a fin de año", concluyó Vera Bogado.

FUENTE: ULTIMA HORA

Los vínculos entre la agricultura, la economía y la sociedad siguen siendo muy estrechos, sobre todo en el Paraguay, cuya matriz productiva se encuentra sostenida por los cultivos agrícolas y sus respectivas cadenas.
Por lo general, cuando la agricultura tiene un buen desempeño, esto se traslada también al punto de vista económico y se dinamizan otros sectores como el comercio y los servicios, mientras que cuando una sequía afecta la producción agrícola, toda la economía nacional es impactada negativamente.

La historia revela que la economía y la sociedad paraguayas se han vinculado desde siempre con la agricultura, prácticamente desde la llegada de los españoles en el siglo XVI. En este sentido, diferentes productos agrícolas han liderado las exportaciones, posibilitando el ingreso de divisas en diferentes periodos históricos.

A principios del siglo XX, por ejemplo, el tabaco y el algodón no solo eran los cultivos más importantes, sino también los rubros de exportación que permitían incrementar la integración de Paraguay a la economía regional y mundial. Al no generarse otras fuentes de ingresos, como el desarrollo industrial por sustitución de importaciones, la economía paraguaya mantuvo un perfil eminentemente centrado en el sector primario.

Durante los últimos cuarenta años, en un proceso dinámico de transformación, varias modificaciones se han producido en la agricultura paraguaya tales como que la frontera agrícola fue extendida, se introdujeron nuevos cultivos, aparecieron más tecnologías y prácticas de manejo, se incorporaron maquinarias agrícolas, entre otros profundos cambios.

Estas transformaciones son a la vez causa y consecuencia del crecimiento económico paraguayo y deben ser comprendidas en el marco de cambios estructurales en la matriz productiva y social del país.

Hasta la década de 1990, cuando la población urbana se hizo más importante, la población rural ha sido mayoritaria. Sin embargo, la población rural no dejó de crecer, aunque lo hizo a un ritmo menor.

La expansión económica del país, se caracteriza por su volatibilidad ligada fundamentalmente al clima, motor de los cultivos, que determina el comportamiento del sector agrícola, el cual genera un efecto multiplicador, auspicioso o no, en todos los componentes que hacen al funcionamiento del país.

Con todo esto, el crecimiento económico que ha experimentado Paraguay en la última década se vio reflejado en un marcado dinamismo del sector agrícola, es decir, en el incremento de la productividad y competitividad de las principales cadenas.

Y en el mismo sentido, la perspectiva económica para los siguientes años se mantiene auspiciosa, considerando que las exportaciones de granos se duplicarían en el mundo en los próximos 10 años, explicado por el 70% del alza que corresponde a los granos para la alimentación animal dado el vuelco de la población china y los países emergentes al consumo masivo de proteínas cárnicas.

Por ello, la bonanza cobra aún mayor fuerza e inclina la balanza hacia la continuidad de períodos auspiciosos.

FUENTE: ABC COLOR


El comercio exterior paraguayo, luego de arrancar con el "pie derecho" el 2017, muestra más señales de recuperación al segundo mes del año, pues tanto las exportaciones como las importaciones aumentaron bastante. Los envíos locales crecieron 11,6%, empujados por la soja, carne y energía eléctrica, según destacó Miguel Mora, economista jefe del Banco Central del Paraguay (BCP).

De acuerdo al informe de Comercio Exterior, el valor de las exportaciones a febrero del 2017 alcanzó US$ 1.871,4 millones, superior a los US$ 1.676,2 millones registrados a febrero del 2016. Entre sus componentes, las exportaciones registradas alcanzaron US$ 1.433,7 millones, superior en 4,4% con relación a febrero del año anterior; las reexportaciones se incrementaron en 45,3%, totalizando US$ 431,9 millones; mientras que otras exportaciones, que contemplan la reparación de bienes y productos adquiridos en puertos por medios de transporte alcanzaron US$ 5,8 millones, cifra que representó un incremento de 11,9%.
Gustavo Cohener, director del Departamento de Estadísticas del Sector Externo de la banca matriz, afirmó que los productos primarios tuvieron la mayor incidencia positiva. "Este crecimiento se explica principalmente por los mayores valores exportados de semilla de soja (13,7%), pese que en volúmenes el resultado se presenta con disminuciones (-4,7%). Aun con esto, la semilla de soja se destaca entre los productos más dinámicos", enfatizó.

Por otro lado, las importaciones totales al mismo periodo alcanzaron US$ 1.678,0 millones, lo cual representó un aumento del 17,4% con respecto a enero y febrero del 2016. "Esto está explicado por un comportamiento dispar de sus componentes, donde las importaciones registradas, con un total de US$ 1.546,8 millones, aumentaron en 20,7%, y las "otras importaciones", que alcanzaron US$ 131,2 millones, presentaron una caída del 11,7%", señala.

BALANZA

El saldo de la balanza comercial al mes de febrero del 2017 registró un superávit de US$ 193,4 millones, 21,5% inferior al registrado en el mismo periodo del año anterior, cuando alcanzara US$ 246,5 millones, de acuerdo al informe presentado por el Banco Central.

FUENTE: LA NACION


Ante el avance de las langostas en el Alto Chaco, el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) decidió ayer declarar emergencia fitosanitaria en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón.
Recordemos que a mediados de febrero, se emitió una alerta fitosanitaria para la Región Occidental. Los insectos, sin embargo, se multiplicaron y ahora se requiere de una declaración de emergencia para enfrentar a la plaga, explicó el presidente del Senave, Óscar Cabrera.

Una declaración de emergencia habilita a la institución a acceder a mayores recursos para enfrentar la plaga. El titular del servicio dijo que esta emergencia durará unos 60 días, y exigirá el desembolso de G. 945 millones (USD 171.000) del presupuesto del Senave.

“Con esto nosotros vamos a poder utilizar recursos de la institución para apoyar la lucha contra esta plaga. Estamos haciendo fumigaciones terrestres y, eventualmente, aéreas si son necesarias e imprescindibles”, manifestó.

“Tenemos el mapa de los lugares y vemos que (las langostas) están avanzando. Lo que queremos es cubrir todos los detalles, el tema ambiental así como financiero y que todo se haga como corresponde”, manifestó Cabrera.

Anunció que hoy se hará oficialmente la comunicación de la declaración de emergencia en una conferencia de prensa, con el ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja. También participarán representantes de la Secretaría del Ambiente (Seam), quienes se referirán a los efectos en el ambiente de la acción de las langostas y de las fumigaciones.

La conferencia será en la sede del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a las 9.00, según se informó desde la oficina de prensa del Senave.

Focos. Los focos de langostas están ubicados en el Alto Chaco. En esta área, predominan las estancias con pasturas. Ganaderos manifestaron su preocupación debido a que en la zona está una de las mayores cuencas lecheras del país.

La comunidad de mayor densidad poblacional que fue afectada por los insectos es la colonia María Auxiliadora, de Alto Paraguay.

El principal temor es que los insectos lleguen a zonas dedicadas a la agricultura, es decir, en el Chaco Central, o en un caso más extremo, en la Región Oriental.

FUENTE: ULTIMA HORA

Hasta este fin de semana, se cosechó el 70% de las 3.200.000 hectáreas de soja que se plantaron en la presente zafra, informó José Berea, presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).
En general, los productores están conformes con los resultados, pese a que los mismos varían por zona.

En algunos casos, como en plantaciones puntuales en San Pedro, Canindeyú e Itapúa, se obtuvo un rendimiento de apenas 1.200 toneladas por hectárea. Berea explicó que esto se debió, por un lado, a que en esas zonas, faltaron lluvias en momentos clave.

Por otro lado, también perjudicó el exceso de lluvias. En el noreste del Departamento de Itapúa, las precipitaciones generaron pérdidas del 12% en rendimiento de soja, y de cerca del 7% en precios recibidos por la baja calidad de los granos, según estimaciones publicadas por la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

No obstante, hay otras donde se han superado las 4.000 toneladas por hectárea, lo que quiere decir que el promedio será bueno, dijo el titular de la Capeco.

La expectativa es alcanzar el volumen cosechado en la anterior campaña, que fue de 9.300.000 toneladas, reiteró Berea. Los sitios donde aún se debe cosechar son fundamentalmente algunas zonas de Itapúa, Alto Paraná y Caaguazú, citó el presidente del gremio. Agregó que en todos los departamentos “queda algo por cosechar”.

Otra buena noticia para el sector, es que la plaga de la roya de la soja, que parecía en un principio bastante amenazante, fue finalmente controlada, mencionó Berea.

Superficie. Un aspecto positivo de la campaña, a criterio de Berea, es que se mantuvo la superficie plantada.

Tener que recurrir a cada vez mayor superficie para mejorar los rendimientos se considera un retroceso, debido a que el sector apunta a lograr optimizar el área plantada, explicó. Dijo que esto se logra con mejores variedades de semillas, principalmente.

Finalmente, informó que las plantaciones de maíz y soja zafriña marchan bien, sin retrasos.

FUENTE: ULTIMA HORA

Martes, 21 Febrero 2017 00:00

Aumenta aparición de langostas en el Chaco


El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) identificó el aumento de las zonas infestadas por la presencia de langostas en el suelo chaqueño, según datos proporcionados por el ingeniero agrónomo Nelson Fariña, director de dicha institución.

“Tenemos reportes de cinco zonas afectadas en el departamento de Alto Paraguay, principalmente en las localidades de Teniente Pico y 4 de Mayo, al igual que en Fortín Florida y Fortín Torres, mientras que hoy (por ayer) recibimos datos de la zona de colonia María Auxiliadora, donde han aparecido las langostas”, sostuvo.

El Senave había anunciado el viernes pasado el inicio de los trabajos con la implementación de control químico en las localidades afectadas, pero los mismos no pudieron comenzar ayer a causa de la inclemencia del tiempo.

“Estamos esperando que mejoren las condiciones e ingresar a las localidades para aplicar los controles”, precisó el representante.

Fariña agregó que este miércoles tienen previsto una reunión con autoridades de la zona, así como con los ganaderos, productores, cooperativas, entre otros, con el objetivo de analizar el tema para trabajar en forma coordinada ante la presencia de dicha plaga.

El Senave detectó la presencia de esta plaga en los pastizales, en el suelo y en los arbustos que rodean la zona; en todos los ciclos biológicos, desde ninfas hasta adultos.

FUENTE: LA NACION