(+595) 61 570 115 /  (+595) 981 406 451
 aps_central@aps.org.py
Jueves, 06 Febrero 2014 12:10

Cooperativas: La soja corre la misma suerte que el algodón

Valora este artículo
(0 votos)

El enfrentamiento entre campesinos y productores en el Norte del país alertó a las cooperativas de la producción que dejaron en claro que la politización del campo mató el algodón y ahora se busca que la soja siga el mismo camino, indicó Eugenio Schoeller, presidente de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod).
Indicó que ninguna de las cooperativas que conforman la Fecoprod ha cometido infracción en materia de aplicación de agroquímicos, razón por la cual, “molesta que a todos nos metan en el mismo tacho”.

Schoeller comentó que el algodón tuvo su pico máximo con más de 600.000 hectáreas sembradas en la década de los 80 y 90, pero que luego de la politización el rubro quedó hecho cenizas, generando en consecuencia muchas necesidades en el campo; así también hoy, los políticos que utilizan a los campesinos ignorantes, buscan exterminar el cultivo de la soja, cuando es un alimento con mucha nutrición altamente demandada, mundial y localmente, para la elaboración de balanceados para producir huevos, leche y carne de cerdo y pollo.

Ronald Dietze acusó directamente a un sector de la clase política que está interesado en que la gente siga siendo pobre, motivo por el cual, trabajan para coartarle la oportunidad de desarrollo y crecimiento que es observada en otras familias que han tomado la decisión de cambiar.

envidia. Rubén Zoz, miembro de la Fecoprod, comentó que aparentemente parece una envidia que tiene la gente hacia el sector productivo. “Parece ser que existe una envidia hacia nosotros, que trabajamos y nos ganamos la vida cultivando la tierra, porque la tierra no nos sirve si no la trabajamos”, acotó.

Dietze agregó que las cooperativas trabajarán en la educación de la gente y en la difusión de las buenas cosas que genera el campo. Sostuvo que no se enfrentarán a los campesinos, porque todo se trata de un comportamiento de masificación; es decir, los campesinos no tienen una posición personal sobre el caso, sino que solo están movidos por sus líderes para cerrar rutas, quemar soja o invadir propiedades para no permitir la fumigación o la cosecha.

Dietze también dijo que el pobre de ciudad será el principal afectado en caso de no existir la soja, porque la cotización del dólar se dispararía a G. 8.000 o G. 9.000, que terminaría afectando el precio de los combustibles en general, encareciendo los servicios básicos y trasladando a los alimentos, por ejemplo.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, tras la última sesión del Consejo Asesor Agrario, determinó que el Senave sea la institución que encabece los controles de aplicación de fitosanitarios.

Fuente: Última Hora

Visto 241610 veces Modificado por última vez en Viernes, 07 Febrero 2014 12:33
Inicia sesión para enviar comentarios